Food/Marketing/Technology: Market Place Alimentos de España

Market Place Alimentos de España

El contexto

España tiene una larga tradición de aprecio y buen trato por los alimentos, así como una extraordinaria variedad de productos de la más alta calidad: animales y vegetales, del mar o la montaña, frescos y elaborados o conservados. Vinos, aceites, quesos, cereales, verduras, frutales, cítricos, carnes, pescados, repostería, tapas, guisos,…

Es petróleo. Lo tenemos aquí, en abundancia, en el perímetro interior de nuestras fronteras peninsulares o isleñas. Quizás nuestro rasgo más sobresaliente de hipotético y común talento colectivo podría encontrarse en la comida. Puede que nada nos una tanto. Disfrutamos. Nos gusta comer, nos gusta cocinar, adoramos la comida, le damos la más alta importancia en nuestra vida social. Dudo que nada nos ponga más de acuerdo a la hora de dar un diez a las autonomías vecinas, o a Villarriba desde Villabajo, o a los bares del centro de nuestra ciudad. Y tal vez ese nexo de unión sea más profundo y más importante de lo que parece. Puede serlo, después de todo, como proyecto común y plan de futuro.

La visión

Como las empresas, los países también tendrían que tener un plan. Un plan de futuro, un plan de largo plazo, de décadas tal vez. No un simple plan de producción con previsiones macroeconómicas basadas en estadísticas y proyecciones hasta el fin de la legislatura, sino una especie de ¿en dónde querríamos estar en la segunda mitad del siglo XXI?

Nuestros ganaderos, agricultores y pescadores, por otro lado, necesitan ayuda urgente. Son las grandes víctimas de la cadena de valor. España no va bien en el campo ni en el mar. Y es obligación de todos echar una mano. Sobre todo de las administraciones públicas. No solo con leyes e impuestos, sino con imaginación y audacia, impulsando proyectos que integren, poniendo las bases para un futuro que va mucho más allá de los próximos cuatro años.

El Plan

Impulsar un gran Market Place para productos alimenticios españoles sería un gran proyecto de futuro. Para entendernos: global, como Amazon, difundida por decenas de millones de turistas, llegando hasta el último rincón de la tierra a donde pueda llegar la moderna logística, pero especializado en alimentos españoles, frescos, tratados, elaborados o preparados. Artesanos o industriales. Con participación de productores, industriales, cocineros, bromatólogos, expertos de todo tipo. Amparados bajo una marca común que designa su origen geográfico genérico, independientemente de su denominación de origen o su marca específicos.

Facilitar el acceso a este canal de distribución a miles de pequeñas explotaciones ganaderas o agrícolas de nuestro país sería dotarlos de un potencial innovador revolucionario. Sería animarlos a adoptar las nuevas tecnologías, aunque de una forma adecuada a sus posibilidades. Sería animarlos a pensar en transformar su producto para enviarlo a cualquier lugar del mundo. A generar valor añadido más allá de su tradicional extracción de la materia prima.

Sería necesario alinear entes estatales, autonómicos, industria, asociaciones sectoriales y por supuesto a los cocineros insignes de nuestro país. Nada sencillo, pero totalmente posible: Apostar por un plan de largo recorrido. Un plan de marketing a diez años vista. Razonable presupuesto. Visión política. Iniciativa. Ilusión de país. Nuevas tecnologías. Internet. Agencias de comunicación de primer nivel mundial. Logística sofisticada y de gran capilaridad punto a punto (Correos, por ejemplo, pero no solo). El valor de una marca que ya está posicionada en el mundo. Millones de turistas difundiendo lo rico que está todo por aquí… Todo al alcance de nuestra voluntad.

Ahí está el petróleo, solo tenemos que extraerlo. ¿A qué esperamos?


Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

2 comentarios

  • pilar roch
    15 de mayo 13:46

    Miguel, me parece una idea muy ambiciosa que se suma a las de otros usuarios que dibujan nuevos modelos de negocio en base a lo que tenemos o hacemos bien, optimizando la tecnología disponible. Las barreras serán muchas, regulatorias, de competencia, enfrentarse a lobbies sectoriales, pero sin duda merece la pena apostar por una sostenibilidad a largo plazo de nuestro país. Enhorabuena.

  • gestor de la comunidad
    04 de mayo 13:33

    Gracias por tu idea miguel. Como bien dices, debemos potencial ese 'oro comestible', y la tecnología puede ser una gran puerta de entrada a otros públicos y países. Si tienes más ideas para el fomento de una economía digital, la comunidad está deseando conocerlas.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información